mainsouris

Artesanías y manualidades hechas con manos de Ratón

Máquina de coser: amor vs odio!

Y así pasan los días entre la máquina de coser y yo: la quiero, me odia; la odio, me odia!!!

Hace ya la torta de años, mi abuela se trajo del pueblo una máquina como ésta, conocida por tod@s, of course, y que a día de hoy puede costar una pasta gansa.

Pues bien, una máquina como ésta (la de mi abuela) sigue en casa de mi madre, pero no exactamente igual: cuando mi abuela se vino del pueblo a los madriles, no se le ocurrió otra cosa que “modernizar” la máquina de coser, quitarle las patas laterales y meterla en una especie de mueble auxiliar de madera.

Dicho mueble (un trasto) ahora solo sirve para sujetar el teléfono de casa de mi madre y poco más, aunque en sus entrañas guarde y proteja a una preciosa máquina de coser que todavía podría coser.

 

Otra máquina, la de mi madre, es menos mona, pero también legendaria en mi casa; mi madre lo mismo te arregla un vestido que te queda grande, unos pantalones que no te entran, una camisa con la que no se te ven las manos… Mi madre sabe de costura, eso os lo digo yo, aunque durante años no estuvimos de acuerdo con el largo del dobladillo de los pantalones: “Mejor así, hija, que luego te los pisas” . Y fíjate ahora, los pantalones pesqueros de plena actualidad, jaja!

Leer el resto de esta entrada »

Anuncios
6 comentarios »

A %d blogueros les gusta esto: